07 junio 2011

Lactancia materna durante la noche

Ahora que L está durmiendo, voy a escribir algo rapidito, porque últimamente está demandando mucho mi atención.

Lo que más me está cansando estos días es la lactancia por la noche. Hay gente que me comenta que durante la noche las tomas se van a ir distanciando más con respecto a la frecuencia durante el día. Hubo una temporada que L pedía comer por la noche cada cuatro horas, pero un día volvió a pedirme cada dos horas y en eso estamos todavía, aunque tenga ya 5 meses.

 Hay veces que me levanto como zombie para cogerla y darle de comer, pero... ¡no hay más remedio!

La cuestión es que en mi caso, no es cierto que por la noche las tomas se distancien más, sino que no hay diferencia con las tomas del día, siempre son cada dos horas (¡casi prácticamente clavado!). Lo más curioso es que la niña se despierta, llora, me levanto, la pongo al pecho, y mientras come se queda dormida. ¿Debo de evitar que se quede dormida para que siga comiendo y así no me pida a las dos horas? No lo sé, pero lo más gracioso es que alguna que otra noche yo también me he quedado dormida dándole el pecho. ¡Menos mal que le doy el pecho en la cama!

Así que hay días que me levanto con más energía, y otros días estoy agotadísima. ¡Qué se le va a hacer! La recompensa es ver la sonrisilla pícara de L.

5 comentarios:

  1. No intestaste practicar el colecho? en cuanto se despierte tu peque la podes meter con vos en la cama y que tome asi acostaditas ...te puedo asegurar que te dormis en seguida y llega un momento que practicamente ni te enteras de las tomas nocturnas...

    ResponderEliminar
  2. Gracias Bren, ahí te contesté en tu blog.

    ResponderEliminar
  3. a donde? no lei nada...:(

    ResponderEliminar
  4. ¡Jolines! Pues yo te comenté en la entrada de miércoles mudo... ji ji ji... Te decía que cuando L era más pequeña, la ponía al final de la noche en mi cama porque ya estaba muy cansada, y le daba el pecho ahí, pero siempre regurgitaba, así que era más lío que otra cosa. Y hace unos días hice lo mismo para ver si ya no regurgitaba, pero igualmente lo hizo (aunque menos). Además, parece que se ha desacostumbrado y nos cuesta más. Bueno, seguiré poco a poco intentándolo.

    ResponderEliminar
  5. Que pena! Espero que encuentren pronto la forma de descansar mejor las dos.Un abrazo!

    ResponderEliminar

Por favor, realiza los comentarios respetando a los demás y sus ideas. Gracias