12 junio 2012

Receta: Albóndigas chatas con judías verdes planas

La semana pasada hice dos comidas que quedaron de rechupete. La verdad es que me las fui inventando sobre la marcha, pero voy a ver si me acuerdo y las escribo para que pueda volver a hacerlas.

Aquí va la primera.

Ingredientes:

- 250 gr. de carne picada.
- 1 huevo.
- Sal.
- Cominos.
- Pan rallado.


Indicaciones:
  1. Poner en una cazuela plana y grande un buen chorro de aceite de oliva, e ir calentándolo mientras preparamos las albóndigas planas.
  2. Para la masa de las albóndigas mezclamos la carne picada, el huevo, sal al gusto, cominos al gusto. Vamos añadiendo pan rallado hasta que quede una masa consistente y algo pegajosa.
  3. Cuando el aceite esté caliente, vamos añadiendo las albóndigas planas. Para dar forma a las albóndigas, cogemos con una cuchara un poco de la masa, hacemos una bolita y luego aplanamos con las manos.
  4. Vamos poniendo las albóndigas en la cazuela, que tiene el fuego fuerte, y las vamos dorando por los lados. Si vemos que no nos entran más albóndigas, podemos sacar a un plato las que ya hayamos dorado, para ir añadiendo más.
  5. Cuando estén todas doradas por los dos lados, las metemos otra vez en la cazuela. Ponemos un cubito de pollo desmenuzado por encima de las albóndigas, una cucharada sopera de harina y agua. El agua ha de quedar unos dos dedos por encima de las algóndigas. Removemos el agua para que la harina y el cubito de caldo de pollo se deshagan bien.
  6. Inmediatamente después de añadir el agua, añadimos las judías verdes planas. Pon la cantidad que desees. Generalmente yo cubro toda la superficie de la cazuela, pero siempre el agua tiene que cubrir las judías.
  7. Tapamos la cazuela y dejamos que se haga a fuego lento. Cuando empiece a hervir, levantamos un poquito la cazuela para que salga el vapor.
  8. El tiempo de cocción será hasta que las judías verdes estén bien hechas. Puede que sea aproximadamente media hora, pero a mí siempre se me olvida mirarlo. 
Esta receta está muy rica recién hecha, pero está aún más rica al día siguiente, porque las judías se embeben más del jugo cuando se vuelven a calentar en la cazuela.

Espero que haya tenido sentido lo que he escrito. Si tenéis alguna duda, ya sabés, preguntadme.

1 comentario:

  1. mmm!!! A ver si lo pruebo pronto, tiene que estar riquísimo!

    ResponderEliminar

Por favor, realiza los comentarios respetando a los demás y sus ideas. Gracias